domingo, 12 de febrero de 2017

Checas siguen imbatibles en casa y vencen a España por el Grupo Mundial de la Fed Cup

Las derrotas de Garbiñe Muguruza ante Karolína Plíšková 62 62 y de Lara Arruabarrena con Barbora Strýcová 64 64 condenan a España a jugar el play-off en abril

OSTRAVA, REP. CHECA: La gesta de sorprender a las campeonas en su casa después de 7 años ha quedado lejos para España a pesar del esperanzador empate del primer día. Las derrotas de Garbiñe Muguruza ante Karolína Plíšková 62 62 y de Lara Arruabarrena con Barbora Strýcová 64 64, la condenan a jugar por la permanencia en el Grupo Mundial de la Fed Cup por BNP Paribas. 



La esperanzas españolas se han desvanecido principalmente con la derrota de Muguruza en el duelo de top-10 más esperado del fin de semana. La nº 7 mundial ha visto quebrada su imbatibilidad en la competición ante la nº 3, después de 7 victorias seguidas: “Creo que es una de las jugadoras que mejor están en este momento. Yo no he estado a mi mejor nivel y eso ha hecho la diferencia. Han sido varias cosas que han fallado por mi parte.” 

Aunque en los días previos había asegurado haber dejado atrás las molestias en el aductor derecho, lo cierto es que hoy ha lucido un llamativo vendaje en su pierna: “El partido de ayer me causó un montón de cansancio para hoy, más la tensión y demás… Creo que he estado un poco fatigada, pero solo ha sido para evitar más dolores.”

Plíšková se lleva la batalla psicológica 

La presión de tener que ganar en casa podía pasar factura a Karolína Plíšková, pero la checa ya sabía lo que era salir con la presión del marcador ante su afición. Lo hizo en la final de 2015 con 2-1 abajo ante la rusa Anastasía Pavliuchénkova en Praga y salió victoriosa. 

Hoy lo ha vuelto a hacer ante una Garbiñe Muguruza a la que se la ha visto incómoda desde los primeros compases. Su saque no ha acabado de funcionar y se ha visto muy exigida al resto por el poderoso servicio de Plíšková, obligándola a jugar a remolque en la mayoría de intercambios. 

La finalista del US Open ha golpeado rápidamente rompiendo el segundo juego al servicio de la campeona de Roland Garros. Muguruza tuvo inmediatamente la oportunidad de recuperar la desventaja, pero se jugó una derecha al resto sobre el segundo saque de Plíšková que acabó más allá de la línea de fondo. 

Volvió a tener la ocasión de cambiar la inercia del partido en el arranque del segundo set, pero acabó desperdiciando 2 bolas de ruptura. Las oportunidades perdidas ante una jugadora como Plíšková se pagan caras. 

La gestualidad en pista de Muguruza lo decía todo. La caraqueña entregó el partido anímicamente mucho antes de que botara la última bola. La única ruptura lograda cuando Plíšková servía para cerrar el partido con 5-1 fue un mero espejismo. 

Arruabarrena paga su falta de agresividad 

La derrota obligaba a Lara Arruabarrena (nº 70) a firmar una gesta ante Barbora Strýcová (nº 17) para llevar la serie al 5º punto de dobles. Al igual que ayer, la guipuzcoana ha salido aguerrida ante una jugadora que sabía que le iba a permitir tener más ritmo en el juego. 

El intercambio de rupturas consecutivas en el primer set se ha decantado para la experimentada checa después un dramático juego de más de 11 minutos en el que ha salvado 3 bolas de break. Un resumen perfecto de lo que ha sido el partido: Arruabarrena solo ha convertido 2 de las 12 oportunidades de ruptura de las que ha gozado. 

La española se ha mostrado crítica con su juego en los momentos importantes: “He competido bien y he luchado mucho, pero lo que llevo entrenando estos meses para ser más agresiva no lo he hecho. Creo que podría haber entrado más en pista con las piernas, ser más agresiva,  pero la tensión hace que empujes más la bola y me ha faltado eso.” 

Pero cerrar un partido de esta trascendencia nunca es fácil por mucha experiencia que se tenga y Barbora Strýcová ha sufrido para lograrlo. Con 5-2 en el segundo set ha desperdiciado dos oportunidades, y ha necesitado otras tres para sellar la eliminatoria gracias  a una gran dejada desde el fondo de la pista. 

España ganó el dobles dejando la serie a 3-3. Maria J Martínez Sánchez y Sara Sorribes se anotaron un 63 46 10-7 ante Lucie Safarova y Katerina Siniakova.

España jugará por la permanencia en el play-off 

La República Checa suma su 9ª victoria consecutiva y jugará también por 9º año seguido las semifinales de la Fed Cup. Lo hará del 22 al 23 de abril como visitante contra el ganador de la eliminatoria entre Estados Unidos y Alemania que se celebra en Hawái. 

Ese mismo fin de semana, España luchará por mantenerse en el Grupo Mundial contra un rival que conocerá en el sorteo a celebrar este próximo martes 14 de febrero en Londres. 

fedcup.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada