domingo, 8 de septiembre de 2019

María Camila Osorio se queda con título junior del US Open

En un inolvidable edición para el tenis colombiano  María Camila Osorio se proclamó campeona junior del US Open, tras el título que sus compatriotas Juan Sebastián Cabal y Robert Farah se llevaron en los dobles masculinos.



La nacida en Cúcuta de 17 años (cumple 18 en diciembre) se impuso de manera contundente  a la estadounidense Alexandra Yepifanova con parciales de 6-1, 6-0 en menos de cincuenta minutos de juego

Es la primera tenista de su país que se impone en la modalidad juvenil de este torneo.

Osorio cierra así su ciclo como juvenil ganando el año pasado la medalla de plata en dobles mixtos y medalla de bronce en individuales de los Juegos Olímpicos de la Juventud.

También representó a Colombia en la Copa Fed y este año recibió una invitación para jugar en el cuadro principal del Open de Bogotá, en el que llegó a los cuartos de final. A nivel profesional también ya es la raqueta número 1 de su país, figura en la casilla 271° del ranking de la WTA

Nadal gana batalla ante Medvédev y hace historia en el US Open

No es la pista más coqueta del mundo ni tampoco con el público más entendido, pero la Arthur Ashe es el estadio de tenis más grande del mundo. Muchos aficionados, tantos como 24.000, vieron a un tenista hacer historia al sumar su cuarto título en el US Open y el decimonoveno en los bautizados como Grand Slam.



En la carrera por ser el mejor de la historia, que se mide en en el número de coronas de la categoría, Rafael Nadal se queda a solo una de Roger Federer. El español derrotó con mucho sufrimiento a Daniil Medvedev por 7-5, 6-3, 5-7, 4-6 y 6-4, en 4 horas y 49 minutos.

El ruso llevó el duelo al límite, remontando dos sets y dos primeras pelotas de partido: revés ganador y punto de servicio. Iba 5-2 abajo en el desempate y tuvo una opción de igualar a cinco.Medvedev de 23 años tiene mucho margen de mejora, pero tuteó hasta la última bola a Nadal. 

Al campeón le funcionó el revés cortado, lo que convirtió el partido en una pesadilla para el moscovita. Dio igual que Daniil se presentara a la cita con la etiqueta de jugador con más triunfos en 2019, con 50. Sin olvidar la gira norteamericana de superficie dura, con 20 duelos ganados por sólo dos perdidos.

Lejos queda la última victoria en un gran torneo que no corresponda a Nadal, Novak Djokovic o Federer. Fue Stan Wawrinka, precisamente en el certamen neoyorquino en la edición de 2016. Pero en esa época tanto Nole como Rafa estaban en una crisis de juego y de resultados y Roger ni tan siquiera hizo acto de presencia por lesión.Medvedev empezó fuerte y disfrutó de una pelota de 'break' en el juego inicial. El juez de silla le pitó al español una amonestación por retrasar la puesta en escena de la pelota. Al segundo 'warning' ya iba a significar la pérdida de un servicio. Esa presión no afectó. El ruso volvió a intentarlo en el tercer asalto con más suerte. Se adelantaba 1-2, en la séptima rotura que recibía el segundo favorito del cuadro en el torneo.La alegría le duró poco a pesar de realizar unas defensas increíbles. En un visto y no visto, estaría otra vez por debajo: 3-2. El vencedor blindaría su saque, encadenando 14 puntos. La igualdad se mantuvo hasta el duodécimo juego: 7-5. El moscovita quedaría retratado con una volea al clavo.

Nadal, dentro de su habitual repertorio, le añadió las subidas a la red porque su oponente se posicionaba muy lejos de la línea de fondo. Era una invitación para volear. Medveved, a sus 23 años, quería vender cara la derrota e intento ponerse por delante en la continuación. Se le escapó una opción de 'break'. Rafa le apuntaba al cuerpo al espigado tenista de 1,98 metros.

Palabras a su equipo

El punto de inflexión pudo ser con las cuatro pelotas de rotura favorables a Nadal en el cuarto juego. Las levantó Daniil. El manacorí hablaba con su banquillo, que ponía cara de preocupación. Pasó de las dudas al 5-2. Y es que el español es prácticamente imbatible desde que perdió con Stefanos Tsitsipas en las semifinales del Mutua Madrid Open. Ha decantado a su favor 29 partidos por un único traspié ante Federer en Wimbledon.El tiempo parece que no pasa para él. Es el primer jugador que gana cinco majors por encima de la treintena. La final pudo morir con la cuarta rotura en el quinto juego de la tercera manga. Medvedev tenía una vida más e igualó a 3-3. 

El partido se había convertido en una batalla física a la vez que tenística. El aspirante se puso gallito y se llevó su set. El lenguaje corporal del número dos mundial no era el mejor. La grada se levantaba porque disfrutaba del espectáculo de los dos finalistas.Daniil tenía contras las cuerdas al balear y dispuso de pelota de 2-0 en la continuación y saque. Nunca antes había remontado un duelo al mejor de cinco mangas. De hecho, había perdido los cuatro partidos al límite. Empezó a subir su porcentaje de primeros servicios con el paso de los minutos. La pelota no le corría a Nadal como al principio del partido. La final empezó de día en Nueva York y terminó de noche.

El ruso logró firmar las tablas con un revés paralelo de videojuego. El balear había perdido el guión y la táctica. Ya no llegaba bien apoyado a los tiros. Estaba a merced del jugador que estaba en el otro lado de la red.El árbitro le quitó un saque con punto de rotura en contra en el segundo juego. Dio igual. Seguía de pie. Aparecía el fisioterapeuta en la pista para atender a Medvedev. Este luchaba para lograr una hazaña que no se veía desde 1949, cuando Pancho Gonzales remontó a Ted Schroeder. Con 2-2, Nadal vio una vida de escape y la aprovechó. La gloria es suya. Lo resume el tercer punto del penúltimo juego. Lo devolvió todo como un frontón a las 4 horas y media de intercambios. Otro 'warning' por ralentizar el saque, alargó el desenlace.

De momento, Marat Safin seguirá siendo el único ruso que ha inscrito su nombre en el palmarés del torneo. Nadal, por su parte, iguala los cuatro entorchados de John McEnroe en Flushing Meadows. Se queda a uno de Federer, Jimmy Connors y Pete Sampras. "Ojalá pueda seguir peleando por la historia", afirma el manacorí.

Marca.com

sábado, 7 de septiembre de 2019

Bianca Andreescu fue mas que Serena Williams y se queda con título del US Open

Bianca Andreescu, como Naomi Osaka hace un año, ha aprovechado el peso de la historia sobre Serena Williams para ganar su primer 'Grand Slam' en el US Open, en un feudo donde era la visitante y su rival ejercía de local. La canadiense, que cedió en la primera ronda de la previa en la última edición del Abierto, situada lejos del 'Top100', derrotó a la Williams por un concluyente 6-3 y 7-5, en 1 hora y 40 minutos. El lunes será la quinta raqueta mundial.



La final femenina del US Open era la más desigual en cuanto a edad de las protagonistas. Nunca había habido tanta diferencia. Serena y Andreescu están separadas por 18 años y 263 días. Cuando la estadounidense ganó el primero de sus 23 Grand Slam en septiembre de 1999, su rival no había nacido.

Serena, que había estrenado maternidad en 2017, regresó a la competición con el objetivo de batir el récord de grandes torneos ganados por parte de Margaret Court. La australiana se quedó en 24 y ella seguirá con 23.

La estadounidense quería que su hija Olympia la viera ganar, pero no lo ha conseguido de momento. Después de tres grandes finales perdidas, dos en Wimbledon y una en las pistas de Nueva York, sigue sigue sin sacarse esa losa de encima. Esa presión que le hizo perder los papeles hace un año en la final con Osaka volvió a aparecer ante Andreescu. Cabe recordar que en el único precedente entre ambas, en la lucha por la corona de Toronto hace 27 días, tuvo que retirarse a la conclusión del cuarto juego por molestias en la espalda. Dominaba la canadiense de origen rumano por 3-1 en la manga inicial.

Serena empezó muy nerviosa porque era consciente de lo que estaba en juego. Cometió dos dobles faltas en el primer asalto que le costaron el 'break' en contra. Andreescu se situó con un favorable 2-0. Había salido a pegar palos y a renunciar a los largos intercambios. Le anularon un saque directo por tocar la pelota en la red y tuvo la primera mirada matadora con la juez de silla. Esta vez no estaba Carlos Ramos.

La Williams se sacaba la presión a guantazos y gritando cuando tenía la ocasión. La canadiense llegaba al 3-1 sin ningún error no forzado por los nueve de su oponente. Meghan Markle, esposa del Príncipe Harry, hizo el viaje de Londres a Nueva York para apoyar a su amiga. Estaba sentada al lado de la madre Oracene Williams.

Andreescu, a lo suyo, tuvo cinco nuevas pelotas de rotura con 4-2. La derecha de la joven canadiense era imposible de contrarrestar. La heroína local salvó los muebles pero seguía por detrás en el marcador. Perdió el asalto inicial con la tercera doble falta y se mascaba la tragedia en la Arthur Ashe. La mayoría de los presentes habían pagado la entrada para ver ganar a Serena.

En la continuación, el guión no cambió. Bianca se situó con 5-1. Cada juego al servicio era un martirio para Serena. Entregó seis veces su saque, que es su mejor arma. Salvó la primera pelota de partido al resto con 5-1. Nadie esperaba la remontada pero en la pista estaba una gran campeona. Encadenó cuatro juegos. Andreescu amagaba con tirar la raqueta. El público se levantaba y empezaba a jugar la final. El ruido era ensordecedor. La tenista natural de Ontario cortó la sangría para asegurarse, como mínimo, la muerte súbita. Gritaba más fuerte que los casi 24.000 espectadores que iban en su contra. Una derecha ganadora le dio la gloria para convertirse en la primera jugadora de su país en reinar en uno de los grandes escenarios del deporte de la raqueta. Ahora falta saber si la derrotada cancela la temporada, como ya hizo en 2018, y centra sus objetivos en el próximo Open de Australia. Se le han escapado ya cuatro trenes y sin sumar un solo set.

Marca.com

viernes, 6 de septiembre de 2019

Cabal y Farah siguen haciendo historia para Colombia y se quedan con el título del US Open


Juan Sebastián Cabal y Robert Farah son algo más que dos grandes jugadores de tenis. Son los No. 1 del Ranking ATP de dobles y un icono para su país. Las camisetas amarillas que vistieron la Arthur Ashe al grito de “¡Vamos, Colombia!” durante toda la final del US Open así lo justifican. La historia terminó con final feliz, después de que se impusieran a Marcel Granollers y Horacio Zeballos por 6-4, 7-5, en una hora y 32 minutos.



La pareja colombiana siguió haciendo historia. Y es que después convertirse en el primer equipo de su país en conseguir un Grand Slam en la pasada edición de Wimbledon, este viernes fueron la primera pareja de Sudamérica capaz de levantar la corona de campeón en Nueva York en la Era Abierta. La temporada de Cabal y Farah sólo escribe un hito tras otro.

Y en Flushing Meadows, arropados por sus compatriotas, escribieron una nueva página de oro de sus carreras. Lograron el quinto título juntos en 2019, tras los conseguidos en Barcelona, el ATP Masters 1000 de Roma, Eastbourne y Wimbledon, además de las dos finales más en Sídney y el ATP Masters 1000 de Cincinnati.

El mérito de los colombianos es doble, ya que los cabezas de serie No. 8 Granollers y Zeballos no habían perdido un partido como equipo. Llegaban a la final con un récord de 10-0. Y es que en su segundo torneo juntos han disputado dos finales. El pasado mes levantaron la corona en el ATP Masters 1000 de Montreal en su debut como pareja frente a Haase/Koolhof. No obstante, en sólo dos torneos se han adentrado en el Top 10 de la ATP Carrera a Londres.

Cabal y Farah dieron su primera advertencia en el tercer juego de la final. Con Granollers al servicio se colocaron 1-1, 15-40. Llegaron incluso a celebrar el break, pero el ojo de halcón confirmó que el ajustado resto paralelo de Farah no había pisado la línea. El español salvó su servicio y la igualdad en el marcador se mantuvo intacta hasta el 4-4.

Fue entonces cuando los colombianos volvieron a amenazar el saque de sus rivales. En este caso el de Zeballos. No dejaron escapar la tercera opción de quiebre tras un gran resto de Farah, y con dos remates de cada miembro de la pareja certificaron su primera ventaja del encuentro (5-4). A continuación, Farah sacó para asegurar el primer set de su lado.

Al inicio del segundo parcial, Cabal asumió el mando del equipo colombiano y estuvo cerca de asestar un golpe que pudo ser definitivo al partido. En el tercer juego, de nuevo con Granollers al saque, los colombianos dispusieron de 3 opciones más de quiebre, pero el español y el argentino las fueron salvando una a una para continuar con opciones en el choque. Y al siguiente servicio de Zeballos tuvieron que bregar de nuevo para escapar de un 0-40 para llegar hasta el 3-3. El español, felino en la red, mantuvo a su equipo con vida.

Y de inmediato Granollers y Zeballos dieron un giro inesperado al guion. Cuando parecía que los colombianos tenían el partido en su mano, en el octavo juego firmaron su primer break a favor del encuentro sobre el servicio de Farah (5-3). El trabajo de resistencia había desembocado en su mejor ataque. Pero Cabal y Farah aún no habían dicho su última palabra, devolviendo el quiebre de inmediato sobre el saque de Zeballos y colocando el 5-5 en el marcador.

Lejos de conformarse, Cabal y Farah aún continuaron su remontada con otro break más sobre el servicio de Granollers y, finalmente, Farah terminó de asegurar con su saque el segundo Grand Slam para los colombianos.


Finalmente, Granollers no pudo estrenar su palmarés en los Grand Slam, tras caer por tercera vez en una final. En las dos experiencias anteriores, siempre con Marc López, cedió en la última ronda de Roland Garros y el US Open, ambas en 2014. Eso sí, también junto a Marc conquistó las Nitto ATP Finals en 2012. Por su parte, para Zeballos era su primera final de Grand Slam. Busca ser el primer argentino en ganar un Grand Slam de dobles en la Era Abierta.

ATP

Maria Camila Osorio la otra colombiana que se hace notar en Nueva York


A los 17 años, el territorio del tenis de Maria Camila Osorio Serrano es el reino juvenil.

La colombiana ha presentado una actuación impresionante, recolectando la medalla de bronce para individuales y la medalla de plata en dobles mixtos en los Juegos Olímpicos Juveniles de Buenos Aires 2018, y llegó a las semifinales de individuales en el Abierto de EE. UU. De 2018 y Roland Garros de 2019.

Foto: Sergio Llamera


Ahora espera obtener un premio especial más en el US Open de este año, donde está jugando su último torneo junior.

El jueves, Osorio, hija de dos abogados, se aseguró un lugar en los cuartos de final en el sorteo de las niñas del Abierto de Estados Unidos con una victoria por 7-5, 7-6 (3) sobre la 13ª Abigail Forbes de Estados Unidos.

"Estoy muy feliz de estar en cuartos porque este es mi último torneo junior", dijo Osorio. "La cuestión es que nunca he estado en una final (Grand Slam) y por eso estoy jugando esta. Tengo muchas ganas de ganar un Grand Slam.

“Pero no tengo presión. Simplemente juego todos los puntos y el resultado llegará algún día, tal vez aquí en los juniors, si no en los profesionales ”, agregó.

Si bien juniors ha sido su patio de recreo principal, Osorio no es ajeno a los profesionales, ya que juega principalmente en los eventos del ITF World Tennis Tour en 2019, y ya ocupa el puesto 271 en el WTA Tour.

Incluso llegó a los titulares en un torneo de nivel internacional de la WTA, el Clara Open Colsanitas en Bogotá, donde resultó ser la atracción estrella. La colombiana ganó dos rondas, viajando a los cuartos de final frente a una multitud de su país de origen antes de perder ante la eventual campeona, su compañera adolescente Amanda Anisimova de EE. UU.

"Cuando jugaba en el club, jugaba de noche, así que todos estaban allí mirándome y apoyándome", dijo sobre el evento WTA Bogotá. "Gritaban:" Vamos Cami, puedes hacerlo ". Gané dos partidos, así que todos estaban muy contentos conmigo y yo estaba muy feliz porque fue una gran experiencia".

Lo que aprendió esa semana es que los profesionales son oponentes más fuertes y más centrados que los juniors, y son mucho más hábiles para evitar que sus mentes se desvíen del partido.

Los cuartos de final de Bogotá llegaron con un gran sueldo y, junto con sus dos eventos profesionales más pequeños, su cuenta bancaria ha crecido. Hasta el momento, Osorio logró contener su entusiasmo por comprarse un gran regalo con el dinero.

"Estás jugando por dinero, así que es muy divertido", dijo. "Solo lo estoy guardando. El año pasado estaba pensando que cuando obtuviera dinero y me convirtiera en profesional, compraría como bolsas, como una bolsa Gucci. Pero me dije a mí mismo: "Deberías ahorrar el dinero para comprarte un día un automóvil o una casa".

Así que no hay una bolsa de Gucci que cubra su brazo, al menos no todavía.

Hasta hace una semana, Osorio estaba trabajando con el ex profesional colombiano Alejandro Falla. Aunque le da crédito a Falla por mejorar su juego, pensó que la relación había llegado a su conclusión.

"Fue tan bueno para mí", dijo sobre Falla. “Me enseñó mucho en un año y medio. El sabe todo. Incluso jugó Roger (Federer) ".

Toda su familia está orientada al deporte, ya que su madre había jugado baloncesto, su padre fútbol y su abuelo representó a Colombia en el equipo de la Copa Mundial de 1962.

Ella está en Nueva York con su hermano mayor, Sebastián, un futbolista, pero su trabajo no es actuar como su entrenador. Él solo le está haciendo compañía.

"Me ayuda a meterme en problemas, pero no dice nada (a nuestros padres)", dijo, riendo. "Me gusta jugar aquí sin entrenador porque no hay presión. No tengo que preocuparme de que el entrenador diga: "Necesita trabajar en su servicio".

Traducido de artículo
ITFtennis.com

Hispanos hacen historia en el dobles del US Open

Dos partidos. Desarrollos y desenlaces casi idénticos. Sin quiebres, con victorias en dos tie-breaks y un “vamos” en castellano durante la celebración. Primero lo gritaron Horacio Zeballos y Marcel Granollers tras batir a los alemanes Kevin Krawietz y Andreas Miers. Más tarde en la jornada, fue el turno para Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, quienes prevalecieron sobre los británicos Neal Skupski y Jamie Murray.




Los españoles se impusieron por 7-6(2), 7-6(5) tras ocho puntos ganados de diferencia (81-73), mientras que los colombianos prevalecieron por 7-6(5), 7-6(8) luego de ganar una bola más que sus rivales (87-86). En definitiva, el viernes tendremos la primera final 100% hispana en la historia del US Open en todas sus modalidades.

“Fue un partido muy loco, muy apretado”, aseguró Zeballos. “Se definió como por tres puntos, fue muy intenso. Quiero disfrutar esta victoria hoy porque es mi primera final de Grand Slam y no puedo estar más feliz”. Con este triunfo, el argentino asegura irrumpir por primera vez en el Top-5 del Ranking ATP individual de dobles, e ingresar junto a Granollers en el Top-10 de la Carrera ATP A Londres. ¡Con solo dos torneos disputados!

“Hemos tenido suerte”, prosigue el zurdo, que debutó junto al español el mes pasado ganando el título del ATP Masters 1000 de Montreal. “El primer partido juntos que jugamos estuvimos muy cerca de perder, pero luego empezamos a jugar increíble, hemos ganado grandes partidos, y ahora estamos en otra final. No quiero despertar”.
Gane o pierda este viernes, aparecerá Zeballos como nuevo No. 3 del mundo, detrás de Cabal y Farah. Mientras que Granollers sería el nuevo No. 6 con una victoria, y el No. 9 con una derrota. Además, si ganan el título en Flushing Meadows ascenderían hasta el No. 6 en la Carrera ATP A Londres, listado en la que hace un mes no existían.

“Los colombianos están jugando muy bien. Será un partido apretado. Solo trataré de disfrutar el momento”, añadió Zeballos, quien debutará en una final de Grand Slam, mientras que Granollers buscará su primer título de la categoría tras dos subtítulos (US Open y Roland Garros 2014).

Cabal y Farah, por su parte, disputarán su tercera final en un major y la primera desde que prevalecieron en julio en Wimbledon (v. a Mahut/Roger-Vasselin). “Estamos muy felices después de tener una gran batalla”, explicó Farah, el menor de la pareja (32 años). “Estamos muy agradecidos de estar en otra final de Grand Slam”. Este viernes buscarán ser los primeros desde los Bryan en 2013 en ganar Wimbledon y US Open en una misma temporada.

Lo cierto es que en su primer major como No. 1 del Ranking ATP individual de dobles, los colombianos avanzan a su primera final de US Open. “La prepararemos igual que a cualquier otro partido”, explica Cabal. “Es un partido más. Nada cambia porque sea una final. La asumimos con el mismo respeto y profesionalismo que a una primera ronda de un ATP 250”.

ATP

sábado, 31 de agosto de 2019

Hugo Dellien: "Sueño con llevar a Bolivia al Grupo I de la Copa Davis"



Uno de los encuentros más atractivos de las series de la Zona Americana II de la Copa Davis por BNP Paribas la protagonizarán entre el 13 y 14 de septiembre, en canchas de cemento y con altura, Guatemala recibiendo a Bolivia que tiene a su jugador top, Hugo Dellien.




Dellien es el primer Top 100 boliviano desde Mario Martínez en 1985 y liderará al equipo de su país a subir a la Zona Americana I: “sueño con poner a Bolivia en ese lugar que nos merecemos porque tenemos un gran equipo”.

Además del gran momento tenístico que vive Dellien, afirmado hace varias semanas entre los mejores 90, se suma el muy buen dobles que forman Federico Zeballos y Boris Arias.

Ellos vienen de ganar tres torneos ITF en el mes de agosto, dos en Bolivia (La Paz y Santa Cruz de la Sierra) y otro en Paraguay (Lambaré).

“Creo que en la serie somos favoritos, porque estamos en un buen momento y ellos no tienen tenistas que estén pasando por una actualidad buena”, apuntó Dellien.

Lo cierto es que Wilfredo González y Christopher Díaz Figueroa están más allá del mil del ranking ATP.

“Me gusta ir de favorito. Igual no quiero pensar mucho en eso porque la Davis a lo largo de la historia siempre ha dado sorpresas en todos sus niveles”, cerró el boliviano.

Dellien es el primer top 100 boliviano desde Mario Martínez en 1985

Daviscup.com