viernes, 10 de marzo de 2017

La fundamental batalla en el cemento estadounidense

Lo que al finalizar la temporada 2016 parecía ser un baile para dos, al finalizar enero se generó la interrogante de que por lo menos un par de jugadores que parecían ya estar sacándose el esmoquin en un descuido regresaron al baile.



Las rápidas derrotas de Andy Murray y Novak Djokovic en el Abierto de Australia y sobre todo la gran performance de Roger Federer y Rafael Nadal permitieron aumentar la expectativa de lo que podría deparar esta temporada en la lucha por la supremaciía del tenis mundial.

Si algo necesitaba Roger Federer para aderezar su rápido retorno era un título en un torneo importante. Lo que nadie imaginó es que llegaría tan rápido. Además venciendo a su gran rival, Rafael Nadal, de gran nivel también. El panorama de esta temporada cambió tanto para el suizo    como para el español y estoy seguro que el objetivo es luchar por estar arriba.

Este viernes comienza la segunda ronda del Masters 1000 de Indian Wells, primera parada de la mini gira estadounidense, donde los principales jugadores del circuito comienzan a competir. De los resultados de estos resultados tendremos ya un panorama más claro de lo que podría deparar el 2017 para los jugadores TOP.

Novak Djokovic tuvo un nivel de ensueño el año pasado con título en Australia  y en los dos torneos sobre cemento, golpeado por sus últimos resultados intentará defender los 2000 puntos que obtuvo en suelo norteamericano. No suma nada y en el mejor de los casos conservaría su actual puntuación (9825). En el sorteo de IW determinó  un  posible encuentro       con Juan Martín Del Potro en tercera rondo y por su lado van Nadal y Federer. A esperar.

Andy Murray, revitalizado por el título en Dubai, tiene en esta gira una gran oportunidad de consolidar su hegemonía. En la temporada anterior fue eliminado   rápidamente de los dos torneos y defiende solo 90 puntos. Necesita buenos resultados para llegar cómodo al segundo semestre de la temporada donde deberá tener alta exigencia de puntos.

El suizo Stanislas Wawrinka, quien en los últimos años no ha tenido una gran actuación en estos torneos, tendrá una oportunidad para romper esa mala racha y empezar a meterle presión a Novak Djokovic por la segunda casilla del ranking.  En los dos torneos solo defiende 100 puntos.

Rafael Nadal, actual 6° del mundo, siempre ha tenido resultados interesante en los Masters 1000 estadounidenses, sobre todo en IW donde ya salió campeón. Esta vez defiende semifinales (360 puntos) y solo 10 puntos en Miami, uno de los pocos torneos que se resiste a sus palamares. Tiene la oportunidad de ratificar lo logrado en lo que va del año.

El suizo Roger Federer, quien ya conoce lo que es ganar en IW y Miami, tiene todo para sumar en estos torneos. El actual 10° del mundo podría comenzar a repuntar posiciones si le va bien en esta gira. Un cruce con Nadal en octavos del primer Masters 1000 del año podría ser un gran termometro para ver el nivel de ambos jugadores.

También será una gran oportunidad para apreciar si dos jugadores con gran inicio en el año, pueden mantener la consistencia. Me refiero al búlgaro Grigor Dimitrov y el francés Jo Wilfried Tsonga. Además hay que estar atentos a lo que puedan mostrar jugadores como el japonés Kei Nishikori, el austrico Dominic Thiem y el argentino Juan Martín Del Potro, quien ya afirmó que busca regresar al TOP TEN.

Se vienen semanas de gran expectativa!!!

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada