jueves, 2 de marzo de 2017

Andy Murray salva 7 match points y avanza A semifinales en Dubái

Un partido para los registros estadísticos. Una muerte súbita de 31 minutos que pasará a la historia por tener ocho set points para un jugador y siete match points para otro. Una épica batalla de más de dos horas y 55 minutos en las que Andy Murray salió ganador. Ante un brillante Philipp Kohlschreiber, el No. 1 del Emirates ATP Rankings tuvo que salvar siete puntos de partido en el segundo set antes de llevarse el triunfo en el tercero y definitivo. Al final, el billete a semifinales del Dubai Duty Free Tennis Championships se lo quedó el finalista de 2012, que terminó con 6-7(4), 7-6(18) y 6-1 en el marcador.



Nunca antes Kohlschreiber había estado tan cerca de la victoria ante un No. 1 en diez intentos. Y nunca antes había acariciado su triunfo número 400. Una vez tras otra, en cada punto de partido, Murray encontró la manera de evitar la hazaña de su rival.

El primer set fue muy parejo. Ambos jugadores resistieron muy bien al servicio y el parcial llegó a la muerte súbita. Ahí Kohlschreiber pasó de un 2-4 en contra a llevarse cinco puntos consecutivos y en consecuencia, la manga. El alemán disparó 19 golpes ganadores que marcaron la diferencia. Las estadísticas al servicio entre ambos fueron prácticamente idénticas: ambos ganaron el 75% de puntos con su primer servicio y ambos lograron el 55% con el segundo.

El segundo set empezó muy bien para Murray, que consiguió escaparse en el marcador con un quiebre en el tercer juego. Sin embargo, cuando sirvió con 5-4 para igualar el encuentro y llevar el choque a un tercer y definitivo set, Kohlschreiber respondió con un break.

El alemán de 33 años llegaba a esta cita ante el No. 1 del Emirates ATP Rankings sabiendo que en sus nueve intentos ante el mejor jugador del mundo, siempre había caído. Y que en 24 de sus últimos 25 encuentros ante Top10, también había acabado derrotado. Sin embargo, Kohlschreiber no se dejó llevar por los precedentes y continuó con todo.

El set se decidió una vez más en la muerte súbita. Más de media hora (31 minutos exactamente) que tuvo su propio guión dentro de esta historia. Siete puntos de set para Murray. Siete puntos de partido para Kohlschreiber. Y a la octava ocasión, el escocés y No. 1 del mundo se hizo con una manga para la historia: 20-18 en el desempate y un tercer set para certificar la remontada. El tie-break más largo desde que Tsonga y Roddick firmaran idéntico marcador en el Abierto de Australia 2007.

Tras el desgaste físico y emocional de la muerte súbita del segundo set, fue Murray quien salió impulsado con la inercia ganadora y se hizo con un quiebre en el cuarto juego que fue definitivo. Desde esa posición, ya no dejó escapar la victoria. Agónica, épica, pero sobre todo, heroica.

ATP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada