martes, 31 de enero de 2017

Del Potro afina su calendario y anuncia que jugará en la arcilla de Estoril

A través de su cuenta en Twitter , Juan Martín Del Potro anunció que competirá este año en el ATP de Estoril (Portugal), certamen que se agrega a su regreso a las competencias oficiales tras haberse coronado con Argentina en la Copa Davis.



El tandilense, quien actualmente ocupa el puesto 38° del ranking de la ATP, expresó su satisfacción por volver al torneo que se jugará en cancha de polvo de ladrillo entre el 29 de abril y el 7 de mayo.

"Muy contento de volver a Estoril", escribió Del Potro para sorpresa de sus seguidores y en respuesta a una mención que le hiciera la organización del torneo. El certamen portugués le trae excelentes recuerdos a Del Potro: allí fue campeón en 2011 y 2012, en lo que fueron sus últimos dos títulos en canchas lentas.

Del Potro había declinado jugar la primera ronda de la Copa Davis 2017, serie que se disputará este fin de semana en Parque Sarmiento y que representa el primer paso hacia la defensa del histórico título en el Grupo Mundial alcanzado en noviembre ante Croacia. El tandilense señaló hace más de un mes su decisión de empezar la gira en febrero, ante la necesidad de hacer una intensa pretemporada.

Al igual que en 2016, Del Potro empezará la gira en Delray Beach (20 de febrero). Luego jugará el torneo de Acapulco (27 de febrero), una exhibición en Nueva York (Día Mundial del Tenis, el 6 de marzo) y los Masters 1000 de Indian Wells (9 de marzo) y Miami (23 de marzo).

A través de sus redes sociales, Del Potro ha publicado cómo ha sido su entrenamiento de cara a las competencias oficiales de este año: trabajo físico casi siempre al aire libre.

Roger Federer le responde a Pat Cash: "Soy el último en pedir tiempo médico"

El tenista suizo Roger Federer se defiende y evita entrar en conflictos antes las acusaciones de Pat Cash. El extenista australiano, ganador de Wimbledon en 1987, comentó en 'BBC Radio' que Federer estaba haciendo "trampas legales" al utilizar los tiempos médicos como parones en el Australian Open 2017.



Pasó desapercibida en la rueda de prensa posterior a su victoria en Melbourne, pero Roger Federer tuvo que responder ante la acusación de haber utilizado los tiempos médicos como trampa legal en la final y en las semifinales.

El comentarista de 'BBC Radio' y extenista Pat Cash así lo señaló en la cadena británica: "Es engañar y está permitido. Es una trampa legal, pero aún así no está bien". Cash atacaba a Federer por la utilización de los tiempos médicos en sus partidos ante Nadal y Wawrinka en Australia, algo que la habría dado minutos para descansar.

" Soy el último en pedir un tiempo médico"

El suizo se explicó con claridad: "La pierna me ha dolido desde segunda ronda. He podido soportar el dolor. Por alguna razón, contra Stan lo tuve en ambos lados de la ingle. (...) Me dije a mí mismo, estas son las reglas y puedes usarlas. No debemos usar estas reglas para abusar del sistema. Creo que he liderado ese camino durante 20 años. Así que ser critico es exagerado. Soy el último en pedir un tiempo médico. No sé de que está hablado Cash".

No fue Federer el único atacado por Cash, quien días antes, previamente a la final, también tenía palabras en contra de Rafa Nadal y su juego: "Bajo presión Nadal no está jugando demasiado bien. Se está chocando con la pelota y jugando muy corto y el otro día falló muchos restos con el segundo saque del rival". Declaraciones hablando sobre jugar bajo presión que chocan con la realidad, Nadal llegando con opciones hasta el último set de la final del Australian Open 2017.

EUROSPORT

Novak Djokovic: Unico TOP TEN que disputará Copa Davis

Una nueva edición de la Copa Davis arranca en apenas unos días con su primera ronda. Muchos frentes abiertos con eliminatorias muy atractivas sobre el papel y con la incertidumbre de ver hasta dónde es capaz Argentina de defender su ensaladera de 2016. Pero por encima de todo, lo que de verdad trasciende en los albores de una nueva cita con la Davis, es la renuncia indiscriminada del top ten y otras grandes raquetas a jugar por su país en la Copa Davis. Tan solo uno de esos diez primeros se ha prestado a defender los colores de su nación, Novak Djokovic. Una vez más, la idoneidad del calendario queda en entredicho.



Podría ser un fin de semana espectacular el que se nos viene en unos días, con enfrentamientos de primera ronda más que interesantes y que depararían ya duelos entre algunas de las mejores raquetas del mundo luchando por sus países, algo que no estamos acostumbrados a ver en el circuito. Pero no. Al menos en esta ocasión no será así. La primera ronda del Grupo Mundial de la Copa Davis 2017 ha quedado tremendamente descafeinada. ¿La razón? Un goteo incesante de bajas de los top ten de la ATP, que ha dejado como único representante de esa lista al serbio Novak Djokovic.

Tan un top ten jugará este fin de semana pero pocos más si ampliamos a los veinte primeros de la clasificación. La ridícula y nada alentadora cifra de 5 tenistas del top 20 serán de la partida: Djokovic (2), Kyrgios (15), Bautista (16), Gasquet (18) y Sock (20). Algunas escuadras como la croata han quedado tétricamente diezmadas para esta primera ronda. De contar con Cilic (7), Karlovic (19), Coric (57) y Dodig (158) a hacerlo con Skugor (223), Mektic (319), Pavic (486) y Draganja (115 en dobles). Los finalistas de 2016 iban a protagonizar una de las series estelares ante España, de vuelta en el Grupo Mundial. En lugar de ello, y sobre el papel, va a ser una de las eliminatorias más desiguales de todas, presentando el combinado ajedrezado un plantel impropio del máximo nivel de la Copa Davis.

Para el Canadá-Gran Bretaña no estarán ni Raonic ni Murray. Tampoco Wawrinka y Federer con Suiza ante Estados Unidos, en lo que podría ser otra eliminatoria muy bonita en suelo 'yankee'. Berdych no jugará en Australia, ni Tsonga y Nishikori en el Japón-Francia. Por no decir la baja de última hora de Rafa Nadal con España ante los croatas. Thiem en cambio no jugará ya que Austria tendrá que esperar a jugar más adelante, mientras que Monfils no ha sido convocado con Francia. Los defensores del título, los argentinos, no contarán ni con Del Potro ni con Delbonis para la cita ante Italia.

Lamentablemente esta historia no es nueva, no es una novedad del 2017. El calendario de la Copa Davis ha sido largamente cuestionado pero de momento la Federación Internacional de Tenis no toma cartas en el asunto. Se ha hablado de algunos modelos alternativos basados en jugar las últimas eliminatorias seguidas y concentradas en un mismo emplazamiento. Ha habido disparidad de opiniones al respecto eso sí. Pero la realidad es que el actual modelo no convence a casi nadie dentro del circuito.

No tiene mucho sentido que, de las cuatro rondas de las que se compone el cuadro de la Copa Davis, dos de ellas se jueguen la semana siguiente a la disputa de un Grand Slam. Y otra de ellas justo después de la celebración del Masters 1000 de Miami, que uniéndolo con Indian Wells, es en la práctica como otro Grand Slam. Solo la final de la competición queda algo más libre en el calendario.

Otros años la primera ronda se atrasaba a marzo, en la previa de la gira americana sobre cemento. Mejor fecha sin duda. La pega es que los cuartos de final se movían a julio, tras la celebración de Wimbledon. Una fecha esa muy complicada, en la que los grandes jugadores suelen descansar tras la gira de tierra y hierba. La fecha de las semis lleva inalterable desde hace muchos años, viniendo después del US Open.

Veremos cómo se desarrolla este 2017. La historia no ha empezado nada bien desde luego. Es cierto que en los últimos años alguna escuadra al menos ha venido a dignificar y dar prestigio a la competición presentando a sus mejores o mejor jugador con los casos de Suiza con Federer y wawrinka en 2014, Gran Bretaña con Murray en 2015 o Argentina con Del Potro en 2016. De momento, en las primeras rondas la realidad es muy distinta lamentablemente y son jugadores de segunda fila los que salen a dejarse la piel, grandes jugadores pero no las estrellas que todos esperamos.

Punto de break

Juan Sebastián Cabal, el tenista que desafió todos los pronósticos médicos

Una grave lesión de rodilla cuando tenía 19 años por poco acaba con la carrera que comenzaba para el tenista colombiano Juan Sebastián Cabal, quien, gracias a la persistencia, hoy está festejando su primer título de Grand Slam en la modalidad de dobles mixtos del Abierto de Australia.



Cabal disputaba en 2005 el Challenger de Morelo cuando su pierna se clavó en el campo de polvo de ladrillo de la cancha central, movimiento que, según los médicos que lo atendieron, le destrozó “la esquina posterolateral y le desinsertó el menisco lateral”.

Como si fuera poco, también se rompió el ligamento cruzado anterior y el diagnóstico médico sugería que no volvería a jugar tenis.

Tras la reconstrucción de la rodilla, y luego de seis meses de rehabilitación, el jugador debió esperar un año para volver a pisar una cancha. Dio buena respuesta, aunque con algunas consecuencias deportivas.

“Las lesiones que tuve en el pasado me llevaron a replantear mi futuro deportivo, y para alargar mi carrera, que fuera más productiva en todo sentido, decidí ser doblista, una modalidad que me abrió el camino que se me cerró en sencillos”, manifestó en 2013.

Se centró en los dobles masculinos, en donde ha hecho un destaca carrera con su compañero Robert Farah, con quien ha ganado varios títulos como el ATP 500 de Río de Janeiro y el ATP 250 de Winston Salem en 2014, así como el ATP 250 de São Paulo en 2015.

Cabal, nacido en Cali el 25 de abril de 1986, jugó la primera final de un Grand Slam en Roland Garros 2011 al lado del argentino Eduardo Schwank, así como un Masters 1000 en Miami 2014 junto a Farah.

En los Juegos Panamericanos de 2011 conquistó con Farah la medalla de oro al derrotar en la final por 6-0 y 6-4 a los ecuatorianos Julio Campozano y Roberto Quiroz.

Pero fue en los dobles mixtos del Abierto de Australia donde el jugador de 30 años escribió este domingo, junto con la estadounidense Abigail Speers, una importante historia al ganar el título. La dupla se impuso a los segundos favoritos, el croata Ivan Dodig y la india Sania Mirza, por 6-2 y 6-4.

“Estoy muy contento de poder ganar este primer título de un Grand Slam en mi carrera, espero que no sea el último. La verdad, estoy muy contento porque es el fruto de mucho entreno, de muchas horas de cancha”, afirmó.

El jugador agregó que este año “las cosas pintan muy bien, y espero que toda Colombia haya disfrutado esta alegría tan grande que les pude dar. He cumplido un sueño que tenía hace varios años”.

El Pais de Cali

Alemania parte como favorito ante Bélgica ante baja de Goffin

Frankfurt será la ciudad anfitriona del noveno encuentro entre Alemania y Bélgica, en esta oportunidad por la primera ronda del Grupo Mundial de la Copa Davis por BNP Paribas.



El desenlace de los 8 anteriores fueron siempre motivo de tristeza para los belgas, ya que Alemania siempre se terminó imponiendo, la última vez en 2007.

Tres veces campeón de la competición (1988, 1989 y 1993), Alemania no vive Florian Mayer (GER)aquellos maravillosos años de finales de los 80 pero se ha mantenido dentro de la élite del mundo en la última década.

El año pasado perdió la primera ronda contra República Checa en Hannover pero se salvó del descenso al vencer a Polonia en el play-off en una trepidante serie que los polacos forzaron hasta el quinto partido.

Bélgica, subcampeona 2015, vivió un año irregular en 2016. Perdió en la primera ronda al caer ante Croacia en Lieja, pese a los dos puntos que se llevó David Goffin en el marcador que finalmente borró con el quinto partido Borna Coric sobre Kimmer Coppejans.

Contra Brasil en septiembre, los belgas sí demostraron su superioridad y ganas de permanecer entre los 16 más grandes. Sin dar oportunidad a sus rivales americanos, los europeos fueron más fuertes y ganaron serie y conservación de la categoría.

El ganador de esta serie se medirá a Argentina o Italia en cuartos de final.

Alemania y Bélgica se enfrentarán por la primera ronda del Grupo Mundial de la Copa Davis por BNP Paribas el 3-5 de febrero sobre superficie dura indoors en el Fraport Arena de Frankfurt, Alemania.

daviscup.com

¿Que caracteriza a un deportista exitoso?: El caso Roger Federer

Una pregunta que siempre me hacen como psicólogo deportivo es qué caracteriza a un atleta de éxito. Comienzo diciendo que éste tiene una noción del éxito bastante elástica, es decir, continuamente están replanteándose metas.



Aún en la gloria, siempre aparecen otras motivaciones que los hacen entrenar y rendir al límite. Cómo explicar que en un deporte como el tenis, de torneos semana tras semana, de continuos viajes, de estar lejos de casa, hijos, figuras como Federer, Nadal, Djokovic, quieran más y más.

El último examen de Federer es un ejemplo de esa otra cualidad que distingue a los grandes: la capacidad de jugar mejor en los momentos de más tensión. Lo necesitaba y no se le daba, y gestó una historia de semifinalista o finalista, de llantos de impotencia, justamente contra Nadal -todos recordaremos cuando dijo que no podía más-. No pudo porque siempre fue Federer, el siempre temido. Nunca supo qué es venir de abajo.

¿Qué cambió en Australia? Fuera de algunos cambios de estrategia como no entrar a una lucha de pegar y pegar, sino variar golpes y ritmos, creo que venció esa deuda psicológica cambiando el chip de “no puedo” por un “qué más da”. 

Entendió que no tenía más que demostrar, y aunque quería ese título como nadie, se olvidó por un momento de tantos intentos, dudas, y simplemente soltó el brazo. Necesitaba esa dosis de no importa lo que pase, esa frescura sana, enfocada, para deleitarnos con ese don envidiado que lo hizo leyenda, no hoy, sino ya hace mucho tiempo.

Esa elasticidad del éxito de la que hablaba, porque citando al propio Nadal, “ser exitoso no es simplemente ganar sino todo lo que has peleado”. Es ese mismo enfoque el que ha sacado de feas rachas sin anotar a delanteros como Batistuta en la Fiorentina.

No obsesionarse, y entender que para el éxito simplemente hay que jugar bien. Federer, si desea,  se puede retirar, no se le puede pedir más, salvo que realmente sea un extraterrestre.

Piero Portanova
LIBERO

Nadal ya en casa, no juega la Davis y reaparece en Rotterdam

Rafa Nadal ya está en casa. Después de más de un mes lejos de su Mallorca natal, el tenista puede por fin descansar unos días. Se marchó a finales de diciembre, para disputar la exhibición de Abu Dhabi y desde allí, periplo por Brisbane, Sydney y Melbourne.



Fue el propio Rafa, a través de las redes sociales, quien informó de su llegada. Ahora tendrá unos días libres. Para relajarse tras la tensión de los últimos días. Lo decía Carlos Moyà antes de la épica final del Open de Australia contra Roger Federer: "el bajón vendrá después".

El bajón ha llegado y eso ha provocado que no viaje a Croacia por recomendación médica. Necesita recargar las baterías tanto físicas como anímicas y el mejor lugar, porque lo adora, es Mallorca. 

Ya en casa después de un mes en Australia. Muchas gracias a todos por vuestro increíble apoyo pic.twitter.com/Ox2ifQL5vI

— Rafa Nadal (@RafaelNadal) January 30, 2017

Aunque ya sabe que no va a disponer de muchos días de asueto. El trabajo fuerte lo pudo hacer en pretemporada... y el circuito no espera. Nadal tiene su próxima cita en dos semanas: Rotterdam, en pista dura 'indoor', del 13 al 19 de febrero.

Éste es el calendario de Rafa hasta Roland Garros

13-19 de febrero: ATP 500 de Rotterdam

27 febrero - 4 marzo: ATP 500 de Acapulco

9-19 de marzo: Masters 1000 de Indian Wells

22 marzo - 2 abril: Masters 1000 de Miami

16-23 de abril: Masters 1000 de Montecarlo

24-30 de abril: ATP 500 Barcelona Open Banc Sabadell

7-14 de mayo: Masters 1000 de Madrid

15-21 de mayo: Masters 1000 de Roma

28 mayo - 11 junio: Roland Garros

SPORT

lunes, 30 de enero de 2017

Lecciones de Australia 2017: La veteranía se impuso

El Open de Australia 2017 ha sido uno de los más memorables y sorprendentes de los últimos años. Los títulos de Roger Federer y Serena Williams, el Grand Slam número 18 del suizo y el número 23 para la estadounidense, han reivindicado a una generación que muchos creían más cercana al adiós que al éxito.

Rafa Nadal y Venus Williams completaron dos finales 'vintage' y, pese a sus derrotas, ambos salen tremendamente reforzados de Melbourne con vistas a una temporada que no ha hecho más que empezar.



En la competición masculina también hay que destacar el paso adelante que ha dado el búlgaro Grigor Dimitrov mientras que las decepciones corrieron a cargo de Andy Murray, número uno mundial, y Novak Djokovic, seis veces campeón en el primer 'grande' del año y defensor del título.

En cuanto a la competición femenina, pobre rendimiento de las primeras raquetas del circuito: Angelique Kerber cedió su número uno, que ha ostentado apenas cuatro meses; Agnieszka Radwanska y Simona Halep caían muy pronto y seguía su camino Garbiñe Muguruza ante una de las revelaciones de este 2017: la estadounidense CoCo Vandeweghe. El resurgimiento de la croata Mirjana Lucic, otro momento destacado.

FEDERER NO ESTÁ ACABADO...

Roger ha protagonizado uno de los resurgimientos más memorables de su ya extraordinaria carrera. Casi seis años después de su último título de Grand Slam (Wimbledon 2012) el suizo aumentó su récord a 18.

Y lo hizo con 35 años, después de seis meses sin competir por una lesión de rodilla y en su primer torneo de la temporada. Además, exhibiendo un tenis exquisito y dejando en el camino a cuatro 'top 10': Berdych, Nishikori, Wawrinka y Nadal.

A Rafa, su némesis, no le había derrotado en una final de Grand Slam en diez años: Wimbledon 2007.

La felicitación de su mujer, Mirka, tras el triunfo, ha sido una de las imágenes más buscadas en las redes por los aficionados. No son muy dados a estas muestras públicas de cariño...

... Y NADAL, TAMPOCO 

Al igual que Federer, también Rafa Nadal se ha reivindicado en este Open de Australia. El balear, que también venía de una lesión, que también había sido dado por sentenciado, volvía a una final de Grand Slam casi tres años después de la última (Roland Garros 2014).

No pudo levantar el título pero ha recuperado sus mejores sensaciones y su confianza y está mostrando un tenis más agresivo que en el pasado, su enésima reinvención. El nivel de juego mostrado en estas dos semanas de competición hace soñar con que él también podrá seguir engordando su nómina de Grand Slams (14). ¿Por qué no una décima corona en Roland Garros?

Nadal se marchó de Melbourne, siendo el autor del punto del torneo y pensando con optimismo en la temporada de tierra batida de la próxima primavera. Si llega en forma, puede ser un gran año...

EL 'PINCHAZO' DE NOVAK DJOKOVIC

Tras ganar Roland Garros en junio pasado, el serbio fue a la baja. Víctima de una crisis de motivación y de problemas personales, perdía el número uno en la recta final de la temporada y decidía poner fin a su colaboración con Boris Becker.

Su victoria en Doha frente a Andy Murray, con la que abrió la campaña de 2017, hacía pensar que todo eso estaba superado, que volvía por sus fueros...

Pero Djokovic sigue con dudas. Muchas dudas. No es ese tenista intratable en el que había llegado a convertirse. Y eso lo aprovechó el uzbeko Denis Istomin, número 117 del mundo, para derrotar al defensor del título, seis veces campeón en Australia.

Necesita reaccionar, y pronto, 'Nole'. Tendrá una buena oportunidad en los Masters 1000 de Indian Wells y Miami.

MURRAY TAMPOCO CONVENCE

Andy Murray está pagando ahora el esfuerzo por alcanzar el número uno mundial a finales de 2016. La pugna que, presumiblemente, mantendría con Djokovic en Melbourne por esa posición centraba todas las miradas... pero la batalla acabó muy pronto.

Acompañó al serbio en el camino de la derrota. Sorprendido por un Zverev, pero el mayor, Mischa, no el pequeño, Alexander, llamado a ser número uno del mundo. Un jugador lastrado por las lesiones durante toda su carrera, atípico, fiel exponente del juego de saque-volea y, el más inusual, de resto-volea. Asfixió al escocés y le dejó sin respuestas... y sin título.

Una corona que se le ha resistido en cinco ocasiones. En 2017 parecía que tenía una buena oportunidad de cambiar esa estadística. Ahora necesita, como Novak, cambiar su dinámica en la próxima gira en pista dura.

LA CONFIRMACIÓN DE GRIGOR DIMITROV

El tenista búlgaro, dotado de un enorme talento, ha logrado, al fin, que todas las piezas encajen. El sensacional partido de semifinales ante Nadal catapulta a Grigor como uno de los posibles aspirantes a desbancar a la generación de oro del tenis masculino.

Grigor se sitúa a las puertas del 'top 10', condición de la que ya disfrutó del 7 de julio al 20 de octubre de 2014, siendo su mejor ranking el número ocho que alcanzó el 4 de agosto de ese año.

SERENA, A POR EL RÉCORD ABSOLUTO

La menor de las Williams persigue un reto: convertirse en la tenista con más títulos de Grand Slam de la historia. En Melbourne, con su Grand Slam número 23, ya es la tenista en activo (hombre o mujer) con más 'grandes'. También es la que ha logrado más triunfos (316) en esas citas.



El próximo objetivo: los 24 de la australiana Margaret Court, testigo directo en la Rod Laver Arena de la victoria de Serena sobre su hermana Venus en la final.

Un triunfo, además, que devuelve a Serena el número uno mundial que perdió en septiembre pasado. Ella sigue siendo la reina. Ella sigue mandando... y a sus 35 años no podemos por menos que quitarnos el sombrero.

Además, fue la presentación en sociedad de su prometido, el fundador de Reddit, Alexis Ohanian. Por primera vez le vimos en el palco de la jugadora, celebrando sus victorias.


VENUS VUELVE CASI NUEVE AÑOS DESPUÉS

Al igual que Federer y Nadal, Venus parecía haber desaparecido de las apuestas. Pero en Melbourne, casi ocho años después de su última presencia en una final de Grand Slam (Wimbledon 2009), volvía a luchar por un título.

Y en territorio 'enemigo'. Porque Melbourne no fue jamás favorable a los intereses de la mayor de las Williams. Nunca ganó allí. Tampoco esta vez pero Venus supo aprovechar un cuadro que se fue abriendo más y más a medida que pasaban las rondas. A sus 36 años volvió a sentirse competitiva. ¡Bien por ella!

VANDEWEGHE Y LUCIC, LAS SORPRESAS

La estadounidense CoCo Vandeweghe y la croata Mirjana Lucic fueron las sorpresas en el Grand Slam, por tradición, más imprevisible.


Vandeweghe, de 25 años, fue la semifinalista más joven de este Open de Australia. Sus victorias sobre la alemana Angelique Kerber y sobre la hispano venezolana Garbiñe Muguruza la avalaron para una ronda que, para ella, era nueva.

No sucedía lo mismo con Lucic, semifinalista en Wimbledon con 17 años. Una de esas niñas prodigio que estuvo a punto de perderse por culpa de un padre desaprensivo y maltratador. Mirjana vivió escondida con su madre y sus cuatro hermanos durante años. Tenía miedo.

Decidió darse una segunda oportunidad, volvió a empezar desde abajo y ahora, con 34 años, el tenis le devolvió los honores.

KERBER, RADWANSKA Y HALEP, LAS DECEPCIONES

Angelique Kerber no pudo defender su título ni su número uno mundial. La alemana, lejos de su mejor momento, siguiendo la dinámica de final de temporada, no pudo superar los octavos de final en Melbourne Park. Llegó ya con una solitaria victoria en dos torneos y eso lo aprovechó Vandeweghe para llevarse el gato al agua.

Mientras, la polaca Agnieszka Radwanska era víctima de Lucic en segunda ronda. Seguirá siendo la jugadora con mejor ranking y mejor tenis que no haya ganado todavía un 'grande'.

La rumana Simona Halep no le va a la zaga. Sigue sin dar el zarpazo definitivo. Ni siquiera superó su debut ante la estadounidense Shelby Rogers, número 52 del mundo.

Neus Yerro
Sport

Serena Williams retomó la cima del tenis mundial

SAN PETERSBURGO, ESTADOS UNIDOS (30/ENE/2017).- Luego de convertirse en campeona del Abierto de Australia 2017, la estadunidense Serena Williams volvió a colocarse en el primer sitio de la clasificación mundial de la Asociación Femenil de Tenis (WTA).



Tras una histórica contienda con su hermana, Venus Williams, por el título del primer Grand Slam del año, Serena se posicionó nuevamente como la mandamás del orbe y desplazó del lugar de "honor" a la alemana Angelique Kerber.

Con el triunfo la nacida en Michigan disfrutó de un doble premio en Melbourne, pues además de cosechar su vigésimo tercer torneo "grande" recuperó el primer sitio dentro de la WTA, el cual había perdido en septiembre de 2016.

Por otro lado, después de no poder defender su corona en Australia, Angelique Kerber bajó un escalón y se ubicó en el segundo puesto del ranking mundial con siete mil 115 puntos, con 665 de desventaja respecto a la menor de las hermanas Williams.

El tercer sitio de la clasificación también tuvo nueva dueña, luego que la checa Karolina Pliskova saltó dos escalones para desplazar a la polaca Agnieszka Radwanska y a la rumana Simona Halep, mientras que el quinto lugar quedó en manos de la eslovaca Dominika Cibulkova.  


Clasificación mundial WTA al 30 de enero de 2017:

1. Serena Williams (EU) Siete mil 780

2. Angelique Kerber (ALE) Siete mil 115

3. Karolina Pliskova (RCH) Cinco mil 270

4. Simona Halep (RUM) Cinco mil 073

5. Dominika Cibulkova (SVK) Cuatro mil 985

6. Agnieszka Radwanska (POL) Cuatro mil 915

7. Garbiñe Muguruza (ESP) Cuatro mil 720

8. Svetlana Kuznetsova (RUS) Tres mil 915

9. Madison Keys (EU) Tres mil 897

10. Johanna Konta (GBR) Tres mil 705

El informador.mx

Roger Federer vuelve al TOP TEN en el último ranking publicado por la ATP

Tras consagrarse campeón del Abierto de Australia y cosechar el decimoctavo título de Grand Slam de su palmarés, Roger Federer también regresó a un lugar que ya había ocupado durante 734 semanas (más de 14 años) previamente: el Top 10. Este lunes, la ATP publicó el nuevo ranking tras la disputa del primer Grand Slam de 2017, y el cambio más significativo es el ascenso de siete posiciones de Federer, que había empezado el año en el puesto 17°, y con su coronación en el Melbourne Park vuelve a formar parte del grupo de los 10 mejores de la clasificación semanal del circuito mayor .



Vale recordar que, por la lesión que sufrió el año pasado en la rodilla derecha, Federer decidió someterse a una operación y a una recuperación que le demandó seis meses, después de disputar Wimbledon, en julio pasado. Este año disputó como preparativo el torneo mixto de exhibición Copa Hopman, en Perth, y su regreso oficial se produjo en Melbourne.

Por su triunfo en Australia, Federer sumó 2000 puntos como campeón, pero en realidad acumuló 1280, ya que defendía 720 por haber alcanzado las semifinales hace doce meses. De aquí en adelante, lo más complejo que tiene el suizo para defender son las semifinales de Wimbledon (720 puntos), y en menor medida, las semifinales de Halle (180 unidades) y los cuartos de final de Montecarlo (180), mientras que en el resto de la temporada tiene casi todo por sumar. De hecho, en el segundo semestre de 2017 Federer estará en condiciones de ingresar a su cuenta todo lo que acumule en juego. Eso sí: todavía es muy temprano para realizar una proyección sobre cómo puede terminar el año, aunque lo obtenido en Australia lo deja cerca de asegurarse una plaza dentro del Top 10.

Por lo pronto, el suizo descansará unas semanas y regresará al circuito a fines de febrero; más precisamente el 27 del mes próximo, en el torneo de Dubai, una de las ciudades en la que pasa varias semanas al año. Luego viajará a los Estados Unidos para participar en Indian Wells y Miami, los dos primeros Masters 1000 de la temporada, entre el 9 de marzo y el 2 de abril próximo. Federer todavía no anunció cuáles serán los torneos que disputará en la gira europea de canchas lentas que antecede a Roland Garros, aunque es muy probable que acuda al Foro Itálico para jugar el Masters 1000 de Roma.

El nuevo ranking, por otra parte, consolidó el ascenso de Rafael Nadal (del 9° al 6° escalón); en el Top 5, Stan Wawrinka subió al tercer lugar en lugar de Milos Raonic, y Gaël Monfils retrocedió al puesto 9°. Arriba no hubo modificaciones: aun cuando perdieron bastante antes de lo imaginado, Andy Murray (perdió 1020 puntos) y Novak Djokovic (cedió 1955 unidades) se mantienen como los números 1 y 2 del mundo, respectivamente, con más de 4000 puntos de ventaja sobre Wawrinka, el que completa el podio luego de disputarse el primer gran torneo de 2017.

Las 10 primeras posiciones

1. Andy Murray (Escocia): 11.540 puntos.
2. Novak Djokovic (Serbia): 9825.
3. Stan Wawrinka (Suiza): 5695.
4. Milos Raonic (Canadá): 4930.
5. Kei Nishikori (Japón): 4830.
6. Rafael Nadal (España): 4385.
7. Marin Cilic (Croacia): 3560.
8. Dominic Thiem (Austria): 3505.
9. Gael Monfils (Francia): 3445.
10. Roger Federer (Suiza): 3260.


José Luis Dominguez/La Nación

Nadal, Zeballos y Raonic se bajan de serie por primera ronda del GM Copa Davis

En las últimas horas se han anunciado tres cambios en las formaciones de los equipos del Grupo Mundial de la Copa Davis por BNP Paribas.

Feliciano López entrará en el equipo español sustituyendo a Rafael Nadal, subcampeón del Abierto de Australia. Los médicos han recomendado al español una recuperación inmediata tras el desgaste físico vivido en Melbourne.

España se enfrentará a Croacia en Osijek con un equipo capitaneado por Conchita Martínez y formado por Roberto Bautista Agut, Pablo Carreño Busta y Marc López.

López, Premio al Compromiso de la Copa Davis, ha sido un miembro imprescindible del equipo desde su debut en 2003. El tenista de Toledo contribuyó a la consecución de los títulos en 2004, 2008, 2009 y 2011, y es uno de los más versátiles del panorama nacional. Cuenta con 32 partidos en la competición en un total de 23 series.

Tanto en individuales, cuyo ránking es 33, como en dobles, donde asciende al 12, el tenista de 35 años, ha conseguido éxitos en la cancha. Los más recientes, en 2016 fueron Roland Garros y Doha, junto con Marc López, y Gstaad en individuales.

Carlos Berloqc regresa al equipo argentino, vigente campeón de Copa Davis  para reemplazar a su compañero Horacio Zeballos en la serie contra Italia en Buenos Aires.

Berloqc es top 81 del mundo y desde que debutó en el equipo en 2012, su compromiso con él ha sido constante.

Con 17 partidos a sus espaldas, el de Chascomus se une a Diego Schwartzman, Guido Pella y Leonardo Mayer en la defensa del título.

El último título ATP que consiguió fue en Kitzbuhel 2015 junto con el español Nicolás Almagro. Todos sus títulos son en polvo de ladrillo, la superficie elegida por los hombres de Daniel Orsanic en esta serie.



El argentino llega a la serie bien entrenado después de su participación en Canberra y Melbourne. 

Peter Polansky cubrirá la baja de Milos Raonic en el choque de Canadá y Gran Bretaña en Ottawa. El diestro de 28 años nacido en North York lleva 10 años en el equipo del capitán Martin Laurendeau y ha jugado 14 partidos.

Polansky, ránking 128, se une a Vasek Pospisil, Denis Shapovalov y Daniel Nestor en el segundo encuentro que juegan contra los británicos. 

El canadiense ha participado en Happy Valley y las rondas previas al Abierto de Australia y se incorporará a los entrenamientos para preparar esta importante serie.

La primera ronda del Grupo Mundial 2017 se juega el 3-5 de febrero.

ATP


Juan Sebastián Cabal hace historia para Colombia al ganar el dobles mixtos en Australia

El colombiano Juan Sebastián Cabal y la norteamericana Abigail Spears se coronaron campeones del Abierto de Australia en la modalidad de dobles mixtos luego de superar este domingo al croata Ivan Dodig y a la india Sania Mirza con parciales de 6-2, 6-4 en 64 minutos.



Cabal y Spears iniciaron con ventaja de 4-0, perdiendo únicamente seis puntos. En el segundo parcial arrancaron con quiebre abajo ante los subcampeones de Roland Garros 2016, alcanzando a estar 1-4. Sin embargo, se llevaron cinco games seguidos para reclamar el primer título de Grand Slam para cada uno.

Cabal ya había sido finalista en los dobles masculinos de Roland Garros 2011 (w/Eduardo Schwank), edición en la que cayó con Daniel Nestor y Max Mirnyi. Es el noveno título del colombiano, que en 2016 se impuso con Robert Farah en Buenos Aires, Río de Janeiro, Niza y Moscú.

Es la segunda vez que un colombiano gana un título de Grand Slam. El primero fue Iván Molina en Roland Garros 1974, edición en la que se llevó el título de dobles mixtos haciendo pareja con Martina Navratilova y derrotando a la pareja mexicana conformada por Marcelo Lara y Rosie Reyes.

Molina fue finalista en Roland Garros 1977 haciendo pareja con Florenta Mihai (l. McEnroe/Carillo), mientras que en Wimbledon 2016, Robert Farah llegó a esta misma instancia junto con la alemana Anna-Lena Groenefeld (l. Kontinen/Watson).

domingo, 29 de enero de 2017

Roger Federer no piensa en el retiro: "Tengo mucho tenis en mí"

Roger Federer no tiene planes de retirada aún a pesar de sus 35 años, pero tanto en la entrega de premios tras la final del Abierto de Australia, como luego en la conferencia de prensa, dejó abierta la cuestión.



"En la entrega de premios, lo dije un poco en general", comentó Federer al recordar la frase de "Si vuelvo el próximo año..", "pero se que  hay aún mucho tenis en mi. Ahora, si me lesiono, y si me pierdo el próximo año, quién sabe lo que sucederá", señaló.

Más en positivo y con gracia, Federer comentó que ahora, él y su equipo iban a disfrutar del triunfo en la fiesta, como estrellas del rock. "Cuando ganas, el viaje a casa no es un problema. Si pierdes, es brutal. Por eso me siento afortunado hoy", dijo Federer.

"Será largo de asimilar pero cuando llegue a Suiza me daré cuenta de lo grande que es esto. Solo se puede comparar con mi Roland Garros en 2009", recordó el suizo por su triunfo en París donde logró el único grande que le quedaba.

"Rafa ha sido definitivamente muy especial en mi carrera. Creo que me ha hecho mejor jugador", dijo sobre el español. "El y un par de jugadores más lo han hecho por mi, porque el nivel de su juego me ha hecho subir. El juego de Rafa es complicado, lo digo claramente, Mi último gran desafío es siempre jugar contra él. Definitivamente es muy especial", añadió

"Me dije, ganar a Rafa será súper especial y muy dulce, porque no le había vencido en una final del Grand Slam desde hace 'muuuucho' mucho tiempo. La última fue en Wimbledon 2007, en cinco sets. Ahora he sido yo".

"No resté bien en el cuarto set, él jugó sacando al cuerpo. Entonces me dije a mi mismo, que si tenía que perder este partido sería atacando", señaló sobre su mentalidad ofensiva.

"Me dije a mi mismo, juega libre. Eso es lo que discutí con Ivan y Severin (sus entrenadores) antes de los encuentro. Pega a la bola, no juegues contra tu rival. Se libre en tu cabeza, en tus tiros, y ve por ellos", relató. "Este era el primer Grand Slam de Ivan (Ljubicic) como entrenador o jugador. Estaba nervioso todo el día y tuve que calmarle".

EFE/ESPN

Federer vence a Nadal en épico duelo, hace historia y logra en Australia su 18° Grand Slam

Una victoria brillante en el duelo más esperado de todos. Roger Federer se proclamó campeón del Abierto de Australia 2017 al batir por 6-4, 3-6, 6-1, 3-6, 6-3 en tres horas y 40 minutos al español Rafael Nadal en la pista Rod Laver Arena de Melbourne Park. El suizo, que volvió a ganar un grande cuatro años y medio después, se rehizo en Melbourne para mandar un mensaje claro: selló con 35 años su quinto título sobre las pistas de Australia, levantó su decimoctava copa del Grand Slam y, desafiando al paso del tiempo , se convirtió en el campeón de un major más veterano de los últimos 45 años.



Construyendo el 35º capítulo de su rivalidad, la más extendida de todos los tiempos en una final de Grand Slam con hasta nueve enfrentamientos, el partido ofreció una lucha a la altura de su historial.

La ocasión era enorme para ambos y la igualdad fue patente desde los puntos de inicio. Tras seis primeros juegos dominados al servicio, Federer asestó el primer golpe al resto para situar el 4-3 en el marcador. En un arranque de partido vertiginoso, donde los puntos se jugaron a toda velocidad, el suizo se encontró como pez en el agua hasta cerrar el primer set en apenas 34 minutos de juego, una delicia para su directa puesta en escena. Con un 93% ganado con primer servicio y 13 tiros ganadores, el de Basilea tomó el control al entrar en calor.

Con el partido en contra surgió la garra del español, capaz de ganar sets en las 21 finales de Grand Slam disputadas en su carrera. Logrando extender los intercambios y situando su clásica pelota alta sobre el revés de Roger, Rafael logró contener el impulso inicial de su rival y quebrarle en sus dos primeros turnos al resto, montándose en una ventaja (4-0) que fue definitiva para igualar el partido. El español, que lejos de caminar tranquilo en ventaja afrontó situaciones delicadas ante un rival irredento (dos pelotas de rotura con 2-0, y un quiebre con el 4-0 a su favor), niveló el choque a base de perseverancia. Su crecimiento al resto (pasó del 17% al 48% de puntos ganados en la devolución) fue clave para lograrlo.

La batalla igualada hizo aflorar las virtudes de los aspirantes. Bajo presión apareció la versión más fría de Federer, capaz de salvar con tres aces tres pelotas de rotura en el primer juego. El desahogo impulsó al de Basilea, que pasó a romper el servicio del español y a subir de nuevo la velocidad del encuentro (3-0). Ante la nueva irrupción apareció el carácter de Rafa, capaz de levantar tres pelotas de rotura en el cuarto juego para evitar ser borrado de la manga. En una dinámica de juego acelerado Federer marcó el terreno, generando pelotas de quiebre en todos los juegos al resto, quebrando dos veces a Nadal y asegurando con holgura (6-1) el tercer parcial. Un servicio recuperado (82% ganado con primero) y su frialdad en fases clave (anuló los cinco puntos de rotura) le devolvieron la ventaja.


La presión volvió a ser total en una manga sin margen para cesiones. Tras tres juegos de dominio al servicio los latigazos de derecha de Nadal comenzaron a marcar diferencias, permitiendo al español recuperar la voz en el partido y llevar a su terreno el marcador (4-1). Abriendo la pista a lo ancho con su forehand liftado y un muchos ángulos de revés cruzado el español volvió a aferrarse al encuentro, ganando sus últimos 10 puntos al servicio en el cuarto set. Una eficacia que probó decisiva para, como ya ocurriera en la edición de 2009, decidir la batalla por el título en la manga definitiva.

Allí, y con la copa apenas a un set de distancia, se desató la tormenta final. Y calado de sudor por el esfuerzo fue el español quien lanzó con decisión la derecha para intentar rematar el partido. Nadal rompió en el primer juego a Federer, que mantuvo una amenaza constante en los tres primeros turnos al resto (tres pelotas de break con 1-0, una con 2-1 y otras dos más con 3-2) hasta terminar equilibrando el choque. Entonces el suizo encontró el aire, enlazó siete puntos consecutivos hasta ponerse con 4-3 0-40 y situó en una situación límite a Nadal, que entregó su saque al quinto punto de rotura. Con su segunda pelota de partido, Roger coronó su 18º título del Grand Slam.

Un triunfo que sirvió para alimentar las fuerzas del suizo en una rivalidad histórica del ATP World Tour: Roger recordó lo que es batir al español en una final de Grand Slam (algo inédito desde Wimbledon 2007), remarcó su dominio en duelos por la copa fuera de la tierra batida (donde gobierna por 6-3 el historial de choques ante el español) y maquilló el balance de enfrentamientos ante el jugador de Manacor (ganando sus últimos dos duelos hasta poner el 12-23 en el FedEx ATP Head2Head entre ambos).

En una demostración de versatilidad, además, el helvético logró convertirse en el primer jugador de todos los tiempos capaz de levantar al menos cinco títulos en tres Grand Slams diferentes. Alimentando un currículo de oro, Roger ya figura con vitola de pentacampeón en el Abierto de Australia, US Open y Wimbledon, donde su colección se dispara hasta las siete coronas.

En definitiva, una página dorada para el deporte. Un día, también, para el recuerdo del jugador suizo, convertido desde este 29 de enero con sus 18 coronas en un líder todavía más claro como jugador más títulos de Grand Slam de todos los tiempos. Así, y tras dejar a cuatro majors de distancia a sus más inmediatos perseguidores (Rafael Nadal y Pete Sampras, ambos con 14) el suizo gira la cabeza y encuentra más tierra de por medio con la vitrina más poblada de todas. La historia continúa…

ATP

sábado, 28 de enero de 2017

ATP de Quito queda listo y tendrá atractivo cuadro con juventud y experiencia

El ATP 250 Ecuador Open tendrá una lucha entre dos generaciones del tenis, tal como ha sucedido en los últimos años en el circuito ATP World Tour. Con la habitual presencia en los torneos de jugadores de 30 años o más (Hay 37  dentro de los 100 primeros del Emirates ATP Ranking), en cada campeonato se genera una puja entre experiencia y juventud. Y el torneo más importante de la historia del tenis ecuatoriano no será la excepción.



Tenistas como Ivo Karlovic (37), Víctor Estrella Burgos (36 años), Paolo Lorenzi (35), Horacio Zeballos (31) y Benjamin Becker (35) serán las cartas altas y experimentadas. Mientras que Thiago Monteiro (22), Renzo Olivo (24), Guido Pella (26), Guido Andreozzi (25) y Nicolás Kicker (24), entre otros, son parte de la nueva generación que se encuentra trabajando en lugares de privilegio en el escalafón construyendo su nombre y su carrera en la élite. 

Monteiro, oriundo de Brasil y quien en el 2016 tuvo un vertiginoso ascenso que lo llevó del puesto 463 al 83 del ranking ATP es el más joven de la lista de aceptación. El año pasado clasificó  a los cuartos de final en el ATP 250 de Gstaad en Suiza y cosecho un título y dos finales en el ATP Challenger Tour. Este año busca su afianzamiento y continuar su trayectoria ascendente. 

Y Olivo, Pella, Andreozzi y Kicker están pasando su mejor momento, todos lograron su mejor ranking en la última temporada. Los cuatro hacen parte de la nueva camada de tenistas de Argentina, cuya tradición tenística es rica y encontró la cereza del postre en noviembre pasado al coronarse campeón de Copa Davis por primera vez en la historia. Olivo fue la relevación en el ATP de Quito 2016 luego de desbancar a Verdasco y acceder a semis. Kicker es un joven que el año pasado ganó su primer partido ATP. Y Pella, quien hizo parte de la conquista en Copa Davis, es entrenado por Gustavo Marcaccio, coach con el que Juan Mónaco alcanzó el top- 10 en 2010.

Estos jugadores han logrado tal regularidad que se han mantenido en carrera y aspirando a más. Todos ellos, gracias a su juventud y a su muy buen presente, le imprimirán un color especial al ATP 250 de Quito, el mismo con el que están condimentando el circuito profesional, lleno de frescura y entusiasmo.

Aunque ninguno de los jóvenes jugadores que participarán en Quito optan por jugar el Next Gen ATP Finals, torneo implantado por la ATP para 2017 para los mejores jugadores de la temporada menores de 21 años, sus  ganas de seguir escalando en el tenis mundial es notable. Para ello, el ATP 250 Ecuador Open, del 4 al 12 de febrero en el Club Jacarandá, es una excelente plataforma para hacerlo.

Nota

En las últimas horas el español Pablo Carreño Busta informó que no podrá participar, por causas personales, en el ATP 250 Ecuador Open, una baja que la organización lamenta puesto que en la edición de 2016 había completado un excelente certamen y actualmente se encuentra realizando un excelente trabajo en el tenis profesional. En el cuadro principal lo reemplazará el primer alternante de la Lista de Entrada, el suizo Marco Chiundinelli.

Justamente, en la Lista de Entrada aparecen los 21 tenistas que por ranking estarán en el cuadro principal del torneo, además de los 3 invitados y los 4 provenientes de la clasificación. Así se constituye el cuadro de 28. 

Web del Torneo

Serena Williams vence su hermana Venus y hace historia en Australia

MELBOURNE.- Serena Williams conquistó su 23º Grand Slam al vencer a Venus, su hermana, en la final del Abierto de Australia. La menor de las dos ganó su séptimo título en el estadio Rod Laver y volvió a conquistar el número 1 del ranking.



En un partido que la tenía como favorita, Serena, de 35 años, mostró una vez más superioridad sobre su hermana Venus, incluso algunos errores propios hicieron que el partido sea, en el resultado, más parejo de lo que lo fue en el trámite. Fue doble 6-4 para la menor de las hermanas, que además volvió a quedar como la número 1 del mundo.

Fue un campeonato perfecto para Serena, quien no sólo volvió a conquistar un Grand Slam, sino que lo hizo sin ceder ningún set en todo el torneo. Venus, de 36 años -jugadora de más edad de la competición- y 17 en la lista WTA, disputaba su primera final mayor desde 2009. Ganadora de 7 torneos de Grand Slam, volvió a la élite después de varias temporadas en las que los problemas físicos le impidieron rendir al máximo.

Con sus 23 títulos, Serena superó a Steffi Graf con la cantidad de Grand Slam ganados y ahora va por la australiana Margaret Court, quien tiene 24 y es la máxima ganadora.

En el mano a mano con su hermana, Serena se quedó 17-11 arriba. Fue la octava final de Grand Slam y así la hoy número uno del mundo se impuso en seis de ellas.

viernes, 27 de enero de 2017

Nadal vence en épico duelo a Dimitrov y se medirá con Federer en la final de Australia

Rafael Nadal no quería perderse una oportunidad como la que tenía delante. Regresar a una final de Grand Slam por primera vez desde 2014. Pelear por su 15º Grand Slam. Encontrarse frente a frente con su rival más especial. Y en un partido en el que tocó pelear y exigirse al máximo, se impuso a Grigor Dimitrov por 6-3, 5-7, 7-6(5), 6-7(4) y 6-4 en casi cinco horas de batalla para citarse con Roger Federer en la final de finales.



El campeón de 2009 (v. a Federer) llega a una final de Grand Slam por primera vez desde que se coronase en Roland Garros 2014 (v. a Djokovic) y disputará su cuarta final en Melbourne Park, donde también disputó la ronda decisiva en 2012 (p. ante Djokovic) y 2014 (p. ante Wawrinka). Con esta final, además, se convierte en el octavo hombre en la Era Open en disputar mínimo 4 finales en Australia, empatando con Agassi, Lendl y Wilander.

Final No. 21. Nadal llegó con un espectacular récord de 20-3 en semifinales a su encuentro ante Dimitrov y cumplió con la probabilidad. Así, avanzó a su final No. 21 en Grand Slam, igualando a Djokovic en segunda posición en finales grandes por detrás de Federer (28). La final tiene además una meta histórica. De hacerse con el título, Nadal se convertiría en el primer hombre en la Era Open (y tercero en la historia) en ganar los cuatro Grand Slam dos veces.

Un partido trepidante. El primer set arrancó con un Dimitrov que salió a por todas. El búlgaro se hizo con dos bolas de break en el juego inicial, pero una a una, Nadal las neutralizó. En el cuarto juego, fue el español quien encontró una brecha en el servicio de su rival, haciéndose con el único quiebre del parcial. El mallorquín se llevó el 90% de puntos con su primer servicio y tan sólo cometió dos errores no forzados: estaba intratable.

Dimitrov respondió de inmediato en el segundo set, escapándose con un 4-1 y un sólo quiebre. Nadal mantuvo la presión y el parcial entró en idas y venidas de ambos jugadores. Primero cedió Dimitrov su servicio con una doble falta en el séptimo juego. Inmediatamente después Nadal concedió otro break también con doble falta. Y cuando, con 5-3 y saque, Dimitrov sirvió por el parcial, el español logró el tercer break consecutivo.

Al resto, en cambio, el búlgaro logró su primera bola de set. Nadal respondió con una derecha paralela inapelable. Cuando tuvo la segunda, Nadal forzó y forzó a su rival hasta el error. En la tercera, el español neutralizó con un buen primer saque. La cuarta con un ace a que rozó la línea. Cuatro bolas de set salvadas y 10 minutos de juego después, Nadal se agarró al parcial y puso el 5-5.

Cuando Nadal servía por forzar la muerte súbita, Dimitrov convirtió su quinta bola de set e igualó el partido. El encuentro empezaba de nuevo.

El ganador de 14 grandes siguió presionando sin descanso y encontró su recompensa en el quinto juego, cuando pudo quebrar una vez más el servicio del búlgaro para ponerse con ventaja en el tercer set. Sin embargo, y como ya sucediera en el segundo set, Dimitrov respondió con otro break. El partido estaba en un cara a cara sin descanso. Una montaña rusa de sensaciones.

Como no podía ser de otra manera, el parcial se decidió en la muerte súbita. La emoción llegó a su momento más álgido y cuando Nadal dispuso de la primera bola de set, no perdonó. El cuarto set se convirtió en un todo o nada para Dimitrov, quien, empujado por la confianza de sus 10 victorias consecutivas, forzó la muerte súbita en el parcial, se llevó la manga y prolongó el encuentro al quinto y definitivo set.

Allí, en una batalla sin cuartel, con 3-4 y 15-40, Nadal resurgió ante el Dimitrov más brillante. Salvando dos bolas de break se hizo con el 4-4 y en el siguiente juego, quebró a Dimitrov para llevarse el encuentro.

La final de finales. Y en el año más inesperado, Federer y Nadal se vuelven a encontrar en una final de Grand Slam. El partido soñado en la ronda soñada. El español domina el FedEx ATP Head2Head por 23-11 con un 6-2 en finales de Grand Slam. La cita será en Melbourne Park, donde ya se disputaron el trofeo en 2009, cuando en cinco mangas se llevó su primer y hasta ahora único Abierto de Australia.

Y como si el destino tuviera un detalle más para completar el guión, la última vez que dos treintañeros disputaron una final de Grand Slam fue en el US Open de 2002, cuando Pete Sampras (31 años) superó a Andre Agassi (32 años). En Australia, sin embargo, hay que remontarse a 1972 para ver una ronda decisiva entre veteranos, cuando Ken Rosewall (37 años entonces) superó a Mal Anderson (36 años).

ATP

jueves, 26 de enero de 2017

Dimitrov y una oportunidad más de quitarse la etiqueta de "Eterna Promesa"

Fue en Wimbledon, su torneo favorito, donde se estrenó en una semifinal de un Grand Slam ante Djokovic, dos días después de fulminar a Andy Murray. Entonces, el serbio habló de él como "una estrella del futuro", con 23 años. ¡Vaya halago! El mote de 'baby Federer' ya acompañaba sus crónicas, comparado con el suizo por su juego elegante y un revés admirable. ¡Qué presión! De pronto, comenzaba una nueva semana como número ocho del mundo. ¡Más presión! Y Grigor Dimitrov se hundió con ella. Incapaz de sacar lo mejor de sí mismo, rozó el puesto 40 del ránking mundial en 2015. Y en 2016 todos se pararon a observarle, no por su juego, sino por romper tres raquetas en la final de Estambul, lo que le costó una penalización y el punto de la victoria a su rival. Ya con 25 años y de nuevo al borde del top 10, la eterna promesa busca ante Rafa Nadal un hueco en la final, y sacudirse un peso que lleva desde sus inicios.



La sorprendente eliminación de Novak Djokovic en segunda ronda del Open de Australia era el resquicio en la parte baja del cuadro por el que Dimitrov podía deslizarse. Y vaya si lo ha aprovechado... Batiendo a extraños aspirantes al éxito como Denis Istomin, pero también a dos cabezas de serie como Richard Gasquet y David Goffin, este último la llave para acceder a su primera semifinal desde 2014. Pegador, descarado, ofensivo y buen sacador, quien fuera número uno del mundo en categoría junior parece en su mejor momento. Criado deportivamente en la academia Sánchez-Casal de Barcelona, como Andy Murray, su actual técnico es el venezolano Daniel Vallverdú, que también tuvo a sus órdenes al británico, a Tomas Berdych o a Juan Martín del Potro.

"Las cosas pequeñas son importantes para mí a la hora de entrar a la pista. Creo que estoy concentrado, mi mentalidad es buena", comentó tras vencer al belga con un juego espectacular. Es su cabeza la que siempre parece ir por detrás de su tenis, algo que este año aún no se ha notado. Campeón en el primer torneo de la temporada, el ATP 250 de Brisbane, allí ha ganado hace apenas dos semanas a tres top 10 consecutivos -Thiem, Raonic y Nishikori en la final- y ahora sigue imbatido e iguala su mejor racha, 10 victorias seguidas. Todos los grandes saben lo que es hincar la rodilla ante el búlgaro, Nadal, Djokovic, Murray, Wawrinka... menos uno. Y es precisamente su ídolo y 'culpable' de algunos de sus males, Roger Federer.

Sharapova, su distracción

Estrella en un país poco dado a grandes ases detrás de la red, su relación con Maria Sharapova entre 2013 y 2016 no ayudó a centrar una carrera deportiva que prometía tocar el cielo. Preguntado en Melbourne por "distracciones" que hubieran podido frenar su progreso sobre la pista, negó la mayor. "Nada me distrae por ahora, pero creo que sé por lo que me preguntas", respondió el de Haskovo, también en el objetivo de las cámaras cuando suelta la raqueta. Ahora, el reto es mayúsculo ante Nadal. El 7-1 en enfrentamientos individuales es contundente, pero su única victoria es justamente la más reciente, en cuartos de Pekín el pasado octubre, días antes de que el mallorquín pusiera fin a la temporada para recuperarse física y mentalmente.

En ambos aspectos parece ahora centrado Dimitrov, que incluso después de aquel día en Estambul, cuando explotó hasta desquiciarse, logró sacar una lección positiva como reconoció a L'Equipe. "Pasé una de las mejores noches de mi vida, cuando me fui a la habitación me dormí al instante".

ALBERTO LAMBEA

Federer vence a Wawrinka y está a un paso de la gloria en Australia

Detener el reloj. Viajar en el tiempo. Y volverse eterno una vez más. Roger Federer siguió desafiando a la historia y se plantó en la final del Abierto de Australia después de superar a su compatriota Stan Wawrinka, a quien venció en cinco mangas por 7-5, 6-3, 1-6, 4-6 y 6-3 en un encuentro que se estiró por más de tres horas.



La edad no importa. De esta manera, Federer se convierte en el hombre de más edad en alcanzar la final de un Grand Slam desde Ken Rosewall (39 años y 310 días) en el US Open 1974. Y con 35 años y 174 se convirtió hoy en el cuarto finalista de más edad en el Abierto de Australia tras el propio Rosewall (con dos récords) y Mal Anderson.

No sólo eso. Federer avanza a su final de Grand Slam No. 28 (17-10) y sexta en Australia, igualando a Djokovic con más rondas decisivas de la Era Open en Melbourne Park.

Era la tercera vez en la historia de los Grand Slams en la que dos suizos quedaban entre los últimos cuatro jugadores en liza. Y en todas, fueron Federer y Wawrinka los protagonistas. Ya ocurrió en 2014 en el Abierto de Australia cuando el de Lausana acabó logrando su primer Grand Slam (v. a Nadal, que había eliminado a Federer en SF) y también en el US Open 2015, cuando Federer se impuso en el derbi (p. ante Djokovic en la final). En Melbourne, el mayor de los dos volvió a imponer su ley.

El primer set no defraudó y cumplió con las expectativas. La igualdad fue total entre ambos jugadores. Si bien Federer se hizo con tres bolas de break estando 2-1 al resto, Wawrinka salvó todas y en el juego posterior, consiguió hacerse él mismo con dos más. El cuatro veces campeón también las salvó. No fue hasta el 12º juego cuando Stan concedió una bola de break más y Federer no perdonó. La primera manga era suya.

El reto se complica. Wawrinka debía olvidar los precedentes con su amigo, pues Federer dominaba el FedEx ATP Head2Head con un 18-3 (con un 13-0 en pista dura y 5-1 en Grand Slam) y sobre todo, había ganado 77 partidos de 79 posibles en el Abierto de Australia después de ganar la primera manga.

En el segundo set, Federer elevó su nivel y sin conceder una sola de break, quebró a Wawrinka para ponerse 4-2 y saque. Ese quiebre fue suficiente para escaparse aún más en el marcador. El campeón de 2014 tuvo que se tratado por problemas en la rodilla derecha al final del parcial, pero ello no le impidió dejarse la piel en el encuentro.

Ya en la tercera manga, fue el No. 4 del Emirates ATP Rankings quien golpeó primero. Quebró por primera vez en el encuentro a Federer, confirmó el break y se puso 4-1 en el marcador. Wawrinka aceleró para llevarse un contundente parcial con 6-1, un set en el que Federer sólo ganó 12 puntos.

El cuatro veces campeón vio como su rival aceleraba también en la cuarta manga, sumando el séptimo juego consecutivo y rompiéndole por tercera vez consecutiva. Pero entonces Federer reaccionó. Quebró de vuelta para igualar el parcial y detuvo así la hemorragia. Sin embargo, Wawrinka resistió y llevó el encuentro a una quinta y definitiva manga al quebrar a Federer para ponerse 5-4 y confirmar justo después el cambio de tendencia.

De la manera más complicada, desafiando al momentum de su rival, Federer salvó bola de break en el tercer juego. También en el quinto. Y en el sexto, quebró a Wawrinka para ya no dejar escapar el triunfo.

ATP